La Autoestima

La autoestima acompañada de una pizca de inteligencia es una condición humana invaluable, lamentablemente esa combinación es prácticamente imposible de encontrar, la mayor parte del tiempo la autoestima se hace acompañar de nuestra fiel compañera, la ignorancia.

Por otro lado, la ausencia total de auto-estima es fatal. Cuando usted se mira al espejo y no le gusta lo que ve, definitivamente necesita ayuda profesional o por lo menos auto-ayuda. Por más increíble que parezca, esta carencia es de lo más común hoy día, y para tratar de contrarrestarla las personas se refugian y/o acuden a/en toda clase de actividades inútiles a ver si logran levantar de alguna manera su nivel de auto-estima, con resultados igualmente inútiles, se puede tatuar cada cm2 de su cuerpo, se puede perforar hasta el cansancio, se puede drogar con toda la gama de drogas existentes, se puede ahogar en alcohol, lo que quiera. . . nada de eso va a superar el hecho de que una persona no se acepte y no se quiera a sí misma.

Quererse uno mismo es vital porque los seres humanos somos como radares; recibimos de regreso las ondas que transmitimos, si nos queremos a nosotros mismos esa es la onda que transmitimos y por lo tanto la onda que recibimos de retorno, mientras que si transmitimos una onda que comunica a gritos que no nos queremos, exactamente eso recibimos de regreso, con el agravante del efecto “bola de nieve”. Entre menos ud. se quiera, menos lo querrán los demás y cada día el efecto será mayor porque usted re-emitirá ondas cada vez más fuertes y en consecuencia recibirá ondas aumentadas en cada retorno.

Tener amor propio (autoestima), es una responsabilidad única y exclusivamente suya, por eso se llama “auto” (“propio” o “por uno mismo”), nadie lo puede tener por usted y en definitiva nadie lo hará.

Deje de buscar la culpa en los demás como un niño berrinchudo, deje de buscar refugio donde no existe, madure, crezca, aprenda, cambie, mejore. Inicie por quererse usted mismo y verá como toda su vida empieza a girar en una dirección más agradable, más confortable, pero sobretodo una que a usted le gustará más que la actual.

Si además de aumentar su autoestima, logra usted imprimirle una pizca de inteligencia, logrará entonces una de las combinaciones más raras y difíciles de encontrar en las personas hoy día, definitivamente destacará.

Advertisements